Una campaña se hace con creatividad, creatividad y creatividad

Escuchar las necesidades del cliente. Entender lo que quiere transmitir. Y después....

 

Creatividad, creatividad y creatividad. No hay más. Buscar la fórmula más llamativa y atractiva para que sea captado el mensaje.

 

Así de fácil. Así de complicado.