AHORA ME TOCA AYUDAR A MI: quiero crear una Asociación

 

En paro, desahuciados de su casa y con un hijo de 8 años al que le quedan 5 de vida, Queralt y Ernesto rehacen su vida gracias a la solidaridad de gente anónima

  • Queralt: “Si me ayuda la gente a crear una Asociación, mi nuevo trabajo será ayudar a que los demás tengan la misma oportunidad que la gente nos ha dado a nosotros”

 

  • Ernesto empezará próximamente a trabajar en una multinacional.


  • Hugo mejorará su calidad de vida con audífonos, fisioterapia, logopedia, y psicólogo.

 

 

Queralt y Errnesto son padres de Hugo, un chico de 8 años con la enfermedad rara de Hunter de la que sólo hay 38 casos en España. No existe tratamiento curativo, sino una terapia de reemplazo enzimático que minimiza los síntomas, pese a lo cual la esperanza de vida no suele pasar de la pubertad. Queralt y Ernesto saben que a su hijo le quedan 5 años de vida.

 

A esta realidad ya enormemente dura para unos padres, había que añadirle hasta hace poco la pésima situación económica de la pareja. Entonces Queralt afirmaba: “Yo con lo que me acuesto todos los días es con que sé lo que hay, sé lo que va a pasar y me gustaría que el tiempo que tenga que ser pudiera dárselo todo a mi hijo…pero no puedo. Saber eso y no poder dárselo, para mí es lo más duro”.

 

Hace dos meses una persona que quiso mantenerse en el anonimato hizo una donación de 1.500 €. “A mí no me dio tiempo ni a pensar. Directamente me puse a llorar como una loca. Por lo menos los recibos atrasados de la luz y lo que le debemos a los amigos podremos pagarlo”. Así respondía Queralt cuando recibió esa cantidad.

 

Ahora, al pensar en aquello, Queralt explica que “cuando te encuentras en una situación tan complicada y de la que no tienes ni idea de si algún día saldrás, simplemente tener un alivio económico para un mes te hace reaccionar así. “  Y es que en esos momentos los dos progenitores estaban sin empleo, con unos ingresos entre subsidios y ayuda por dependencia que no llegaban a los 1.000 € al mes y de casa pagaban 920 €. Llevaban tres meses sin pagar la hipoteca, porque entre otras cosas, sólo en gastos de farmacia (medicación y pañales) derivados de la enfermedad de su hijo tienen que dedicar mensualmente de 150 a 200 €. Además tenían acumuladas deudas con la Agencia Tributaria, impuestos y un crédito del banco con el que habían intentado paliar su mala situación económica hasta encontrar un trabajo que no aparecía nunca. Finalmente les llegó además la comunicación del desahucio que en siete días les obligaba a abandonar su casa, aunque eso sí, permitiéndoles la dación en pago.

 

Gracias a la solidaridad de la gente

 


Su caso empezó a aparecer en prensa, radio y televisión. Las reacciones de la gente cada vez que salían no han dejado de sorprenderles. Aportaciones económicas la mayor parte desde el anonimato, donación para el alquiler de una nueva vivienda durante un año, servicio de gestoría para solucionar sus problemas con el anterior banco y lo más importante, aportaciones directas para mejorar la calidad de vida de Hugo: audífonos, fisioterapia, logopedia, psicólogo y una farmacéutica que les libera de los gastos de farmacia.

 

En su “nueva” casa de Aranjuez (Madrid), sin el lastre de la hipoteca ni gastos de alquiler, Queralt y Ernesto ven que ahora sus ingresos sí les sirven para lo que es normal en la mayor parte de la gente: poder vivir sin tener cada día más deudas. Además, gracias a un programa de televisión, Ernesto próximamente abandonará la lista del paro y empezará a trabajar en una multinacional.

 

Queralt: “ahora me toca a mí”

“Quiero que muchas familias tengan la misma oportunidad que a nosotros nos ha regalado la generosidad de la gente. Por eso,  ahora me toca a mí. Me gustaría, si la gente me ayuda a ello, crear una Asociación sin ánimo de lucro. He decidido que en lugar de buscar trabajo en una empresa, mi nuevo trabajo consistirá en crear una Asociación desde la que familias con una situación problemática similar a la que nosotros hemos vivido, tengan la oportunidad de que la gente les ayude a rehacer su vida. Y para eso, lo que hay que hacer es dar a conocer sus casos como dieron a conocer el nuestro. Por eso, sin con la ayuda de la gente consigo crearla, esa Asociación se llamará “Hazlo saber”.

 

Quienes deseen ayudar a crear la Asociación “Hazlo saber” pueden hacerlo a través de:

 

Cuenta bancaria: 2100-4197-44-2100231292

Teléfono: 666 547 979

Mail: hazlosaber@yahoo.es

 

www.hazlosaber.es Video resumen de la historia de esta familia